El apostolado y el branding, dos conceptos que van cogidos de la mano

Hola brander@s!

Las compañías se gastan millones de euros en camapañas publiciarias, en posicionarse y reposicionarse. Los equipos de marketing dedican muchas horas en diseñar e implementar estrategias para explicar a sus targets qué les hace diferentes. Realmente son acciones importantísimas para construir una marca y comunicar su propuesta de valor a los stakeholders pero la construcción de una marca empieza por los empleados, sobretodo en las empresas de servicios.

Los directivos de las grandes compañías pagarían ingentes cantidades de dinero para que sus trabajadores entendieran, se creyeran y actuaran según los valores de la marca corporativa: orientación al cliente, eficiencia de procesos, innovación, etc.

¿Por qué? Principalmente debido a que los valores conducen los comportamientos de los empleados, los cuales hacen creíble y diferencial a una compañía de una manera sostenida. En pocas palabras, los empleados se convierten en embajadores de los productos y servicios de la compañía y, al fin al cabo, en una red de marketing y comercial impresionante que ejerce como punto de contacto importantísimo para establecer un posicionamiento de marca. La retórica no sirve. Ahora se tiene que demostrar mediante acciones, más que nunca.

Pero ¿cómo pueden las compañías convertir a sus empleados en embajadores?

Hay muchas herramientas y políticas que establecen maneras de potenciar el brand engagement interno pero la mayoría están encaminadas a lograr una cosa: la implicación fomentando culturas de comunicación y puertas abiertas, desde la dirección hasta la base para mostrarse cercano y colaborador con el objetivo de aumentar el sentido de implicación de todos. En definitiva, fomentar una cultura colaborativa.

Un ejemplo simple: el caso de BEST BUY, el gigante americano de la venta de electrodomésticos. Su secreto se basa en involucrar a sus empleados a través de herramientas 2.0. Concretamente, la compañía abrió la cuenta de twitter @twelpforce cuyo objetivo era atender el cliente ante sus dudas, problemáticas o sugerencias. Lo importante de este modelo es que son los propios empleados de las tiendas quienes responden a los consumidores, posibilitando su colaboración e implicación y posicionando a Best Buy como una compañía que se preocupa por sus clientes.

En definitiva, hacer apostolado entre tus allegados para evangelizar a tus clientes.

Acerca de republicadelbranding

Magazine de análsis y opinión sobre el mundo de las marcas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: